SUN FOR KIDS

  • INNOVADORA APLICACIÓN SOBRE LA PIEL MOJADA

     

    Durante las vacacciones, los niños se pasan la mayor parte del tiempo en el agua. Ahora mantenerles protegidos del sol es un juego deniños con Sun for Kids, la 1a gama de protección solar de Lancaster ideal para niños a partir de 3 años. 
    Anti-arena, resistente al agua y alta protección contra los rayos UVA, UVB e Infrarrojos, se puede aplicar incluso sobre la piel mojada sin dejar huellas  ¡ideal para que las mamás puedan relajarse!

     

     

    LOS NIÑOS Y EL SOL - PROS Y CONTRAS

     

    Puesto que la piel infantil es especialmente sensible a los rayos solares, la exposición solar, tanto durante la infancia como en la edad adulta, es el principal factor ambiental de riesgo para sufrir un melanoma cutáneo.
    Los pediatras completan este mensaje con recomendaciones como que se eviten en lo posible las quemaduras solares y el bronceado, el uso de prendas y sombreros de ala ancha y la aplicación regular de un protector solar.
    Una exposición prolongada al sol puede provocar deshidratación e incluso una insolación. En el lado de las ventajas, una exposición segura y razonable al sol, con la protección solar adecuada, ayuda al organismo a sintetizar la vitamina D, esencial para un crecimiento normal y para el desarrollo óseo.

    Los Productos

    TECNOLOGÍA

    Probados por dermatólogos, pediatras y por los propios niños, los productos solares de alta protección de la gama Sun For Kids de Lancaster -Tearless SPF 50 Cream para rostro y cuerpo y SPF 50 Mist solo para el cuerpo- se pueden aplicar incluso sobre la piel mojada y no dejan manchas ni restos de ningún tipo. Ambos productos son muy resistentes al agua, a los roces con la arena y poseen una delicada fragancia elegida especialmente para los niños.

    Además de las radiaciones UVB y UVA, los rayos infrarrojos representan un 50 % de la luz solar y pueden provocar daños en la piel y en su ADN. La línea Sun for Kids de Lancaster te ofrece ahora una protección de amplio espectro: con los filtros UVB, UVA fotoestables, una exclusiva tecnología que protege frente a las radiaciones infrarrojas y un complejo antioxidante patentado, Sun for Kids de Lancaster preserva la piel y su ADN frente a los efectos negativos de los rayos solares.

     

    MANTÉN A LOS NIÑOS PROTEGIDOS DEL SOL
     

    Para evitar las quemaduras solares y los daños que, con las exposiciones reiteradas, el sol puede provocar en la piel,
    sé un adulto responsable y respeta las recomendaciones de aplicación de los protectores solares siguientes:

    - Aplica el protector de forma generosa en la piel del rostro y el cuerpo ANTES de una exposición al sol.
    - con las manos después de pulverizar el producto.
    - Repite la aplicación con frecuencia. Repite la aplicación después del baño o después de secarte con una toalla.
    - Evita la exposición directa al sol de bebés y niños de corta edad.
    - Evita que los niños se expongan al sol en las horas centrales del día (entre las 12:00 y las 16:00 horas). Busca un lugar SOMBREADO.